Política flexible de Vacaciones

Políticas de Vacaciones

Una política de vacaciones flexible en la empresa es signo de adaptación a los nuevos tiempos y a las nuevas demandas de los empleados: promueve la retención del talento e incrementa el rendimiento laboral.

En este artículo te explicaremos en detalle en que consiste una política de vacaciones flexible, cuáles son sus beneficios y qué ventajas puede ofrecernos digitalizar su gestión.

¿Qué es una política de vacaciones flexible?

La política de vacaciones es la forma en la que una empresa establece y asigna los periodos de vacaciones entre sus trabajadores.

En una política de vacaciones flexible, la empresa está facultada para crear un modelo propio de gestión de vacaciones que, sin dejar de cumplir con la ley, recoja todas las casuísticas posibles de sus empleados para brindarles flexibilidad en la gestión de sus permisos vacacionales.

De esta forma se otorga más libertad al empleado para decidir cuándo quiere cogerse vacaciones. Tiene como fin dar una muestra de confianza al equipo, que puede desembocar posteriormente en una mayor productividad.

¿Qué dice la normativa sobre las vacaciones?

Al margen de las políticas propias de cada empresa, las vacaciones de los trabajadores en España están reguladas por el Estatuto de los Trabajadores, recogido en el Real Decreto Ley 2/2015, de 23 de octubre.

El Estatuto dispone que las vacaciones son un derecho del trabajador, lo que debe constar en cada contrato de trabajo. La ley estipula que el periodo mínimo es de 30 días naturales o de 23 días laborales.

Las empresas no pueden reducir el tiempo mínimo de vacaciones del trabajador. Además, los trabajadores pueden elegir sus vacaciones en dos periodos de mínimo dos semanas consecutivas.

El trabajador recibirá su remuneración en las vacaciones de la misma forma que durante su actividad laboral.

En caso de ruptura de la relación laboral, si el trabajador no ha disfrutado de las vacaciones, la empresa deberá retribuirlas con una compensación económica. Si las vacaciones coinciden con una baja, quedan suspendidas hasta el final del periodo de baja o hasta pactar nuevas vacaciones.

Las vacaciones deben disfrutarse durante el año en curso, pero puede pactarse con la empresa acumularlas para el siguiente.

Beneficios de contar con una política de vacaciones

Una política flexible de vacaciones ofrece beneficio tanto a la empresa, como al trabajador: por un lado, se promueve la retención del talento y, por otro, se mejora la satisfacción del empleado.

Sus principales beneficios:

  • Contribuir al equilibrio entre vida profesional y vida privada, lo que supone  posteriormente una mayor productividad y objetivos alcanzados.
  • Planificar y decidir cómo establecer metas, cómo alcanzarlas y cómo distribuirlas
  • Simplifica el proceso de solicitud, ofrecer a los empleados más claridad sobre las disponibilidades y periodos de vacaciones. Además, de garantizar la fiabilidad y la fluidez de la información, ya que el calendario de vacaciones deberá estar a la vista de todo el equipo.
  • Evitar posibles errores al otorgar vacaciones, por ejemplo cuando un empleado no tiene saldo de días libres o si dos personas con las mismas tareas, y sin reemplazo, se van al mismo tiempo.

Además, cuando un empleado goza de mayor libertad en la gestión de sus vacaciones, se siente más satisfecho con la empresa, y responderá al compromiso de la organización de velar por su bienestar, y, si una empresa se distingue por estos valores, la atracción y retención del talento será una consecuencia lógica.

Digitaliza la solicitud de vacaciones

En este punto, la digitalización de la política de vacaciones es un paso que simplificará la gestión, ya que tanto la empresa como los trabajadores ahorrarán tiempo y esfuerzo. La empresa tendrá un panorama claro de las vacaciones de sus empleados, por lo que podrá anticiparse y planificar, mientras que los empleados tendrán a la vista sus periodos vacacionales.

Ventajas de digitalizar la gestión de vacaciones

  • Poder solicitar vacaciones de manera sencilla, así como otras bajas o ausencias en apenas unos clics, (una ventaja para el teletrabajo). Además, la comunicación llega directamente al departamento de RRHH.
  • Obtener una aprobación rápida y directa, sin mayores intermediaciones, con comentarios o normas para el resto del equipo. Los empleados podrán adjuntar archivos y justificantes en caso de que hiciera falta.
  • En una gestión online, los empleados tendrán claro de cuántos días de vacaciones disponen y qué tiempo tienen para solicitarlas.
  • Y por supuesto ahorrar tiempo, costes, recursos, intercambios de correos electrónicos y errores organizativos, entre otros. Una gestión digitalizada es garantía de una política de vacaciones ágil.

Solicita una demo

¡Gracias!

Hemos recibido correctamente su mensaje y nos pondremos en contacto contigo en breve.
Oops! Something went wrong while submitting the form.